Periodontitis crónica

Descripción

La forma más común de periodontitis es la Periodontitis Crónica (antiguamente llamada “Periodontitis del Adulto”). Estadísticamente se ha visto que suele comenzar en la adultez temprana, alrededor de los 30 años. Su antecedente es la gingivitis, una inflamación más benigna que afecta sólo a la encía y comienza antes, en la adolescencia e incluso en la infancia. Esta Periodontitis suele avanzar lentamente, el paciente puede pasar muchos años sin saber que la tiene, dado que el ritmo de destrucción de hueso no produce movilidad de los dientes en un principio. Como toda periodontitis, pasa por etapas de actividad y remisión temporal. Con el paso de los años, a los signos de inflamación se agrega con frecuencia la recesión de las encías, lo que deja a la vista las raíces de los dientes. En ocasiones, esta recesión gingival produce sensibilidad en la raíz, sobre todo con los líquidos o el aire frío. A esta sensación se le llama sensibilidad dentinaria o radicular.

Más adelante, si la enfermedad no es tratada, la pérdida de hueso puede avanzar a un grado tal, que aparece la movilidad dentaria. Incluso en casos severos, los dientes se pueden “soltar hasta caer” sin mayor esfuerzo. En que transcurra toda la historia natural de este tipo de periodontitis, pueden pasar 30 años o más.